Enfermedades Reumáticas Y Articulares  Formas Naturales De Resolución

Enfermedades Reumáticas Y Articulares Formas Naturales De Resolución

En general dentro de esta categoría se incluyen la artritis, artritis reumatoide, gota, osteoartrosis o artrosis, también  osteoporosis y fibromialgia.

Del libro: “La Senda Macrobiótica hacia la salud Total” de Michio Kushi y Alex Jack, Editorial Gea, 2007: “Este tipo de enfermedades; se consideran muchas veces como enfermedades naturales del envejecimiento, la rigidez, hinchazón, endurecimiento óseo y articular, habiendo millones de personas tullidas, debido a un desgaste de sus articulaciones y huesos. Se utilizan una cantidad de técnicas y medicamentos, drogas diversas, para tratar estas enfermedades, hasta incluso cirugías. En las sociedades tradicionales, son raros estos problemas y no vienen con la edad”.

En nuestra sociedad se trata este tipo de dolencias con cortisona, antiinflamatorios y drogas de todo tipo.

La experiencia de quién escribe y de tantas personas más que han utilizado formas naturales de alivio y resolución dan prueba de que siguiendo una serie de pautas naturales, sin el uso de medicación alguna, es posible trascender estas dolencias y lograr el funcionamiento normal de la persona en su día a día.

Síntomas

  • Hinchazón, inflamación y dolor en las articulaciones
  • Rigidez, dureza y tensión
  • Dificultades para caminar,  levantarse, agacharse, estirarse, ejecutar actividades físicas normales
  • Dolor generalizado en todo el cuerpo
  • Sensación de hormigueo y fiebre en todas las articulaciones
  • Problemas en hombros, columna, codos, muñecas, dedos de la mano, columna, rodillas, tobillos y dedos de los pies
  • Cansancio y decaimiento generalizado
  • Problemas de equilibrio
  • Insomnio

Causas

Acidificación, Desmineralización, Adrenalina

La sangre  y el medio interno de un ser humano, para que sea de buena calidad tiene que ser alcalina, es decir de un pH 7,4.

En general la sangre de una persona que padece este tipo de enfermedades tiende a ser ácida, algo menor a 7,4.

La sangre se acidifica por muchas razones: la mala sangre, el exceso de comidas, el exceso en el consumo de cafeína, bebidas cola, grasas saturadas (carnes, embutidos leche y sus derivados: queso, manteca, crema, yogurt), azúcar, harinas, productos químicos en general, alimentos envasados, enlatados, empaquetados, alimentos diet o light, alcohol, chocolate, golosinas, medicamentos.

Cuando la sangre se acidifica, por una necesidad natural del organismo de volver a su estado  de alcalinidad, utiliza la reserva de minerales alcalinos para compensar. De manera que comienza a faltar calcio de los huesos, hierro de la sangre, yodo de la tiroides, magnesio y zinc del cerebro y muchos más minerales.

En las enfermedades reumáticas y articulares, es común la presencia de ácidos en el organismo. Los dolores que se presentan, son justamente movimientos y cristalizaciones de dichos ácidos, con la consecuente desmineralización, lo que a su vez  genera decaimiento, cansancio, fatiga…

La adrenalina, por otra parte, es un neurotransmisor u hormona, que segrega el cerebro y que va directamente al torrente sanguíneo. Los neurotransmisores son la manifestación biológica de nuestras emociones. La adrenalina, el cortisol, la serotonina, las endorfinas, y otros más, regulan nuestras conductas emocionales.

La adrenalina y el cortisol son neurotransmisores relacionados con estados de ansiedad y estrés.

Niveles altos de estas dos hormonas se encuentran en pacientes con reuma y en el caso del cortisol se han encontrado altos niveles del mismo, en personas con fibromialgia.

Cuando hay mucha adrenalina en nuestro organismo es difícil que tenga capacidad de metabolizarse. Esto se debe a que órganos que actúan como filtro o con capacidad desintoxicante, no están trabajando en su normal potencial, como el hígado, intestino y riñón. Esto permite que la adrenalina termine depositandose en las articulaciones, huesos y que parte de la misma permanezca en el torrente sanguíneo.

Según Michio Kushi en su libro “La Senda Macrobiótica hacia la salud Total”: “En la Medicina y Filosofía Tradicional de Oriente, los huesos son gobernados por los riñones y la vejiga y sus funciones relacionadas, incluyendo el meridiano de la vejiga que se extiende desde el tope de la cabeza y desciende por toda la médula espinal, piernas y pies”…

Un riñón y vejiga sobrecargados generan este tipo de problemáticas. De ahí que el cuidado de los mismos redunda en una concreta posibilidad de curación.

Por otro lado la adrenalina se asocia a la sensación de temor. Un nivel normal de adrenalina existe siempre en el ser humano, ya que se segrega naturalmente frente a situaciones de peligro. Pero lo cierto es que hoy tenemos niveles de adrenalina más altos que lo normal, debido al estrés imperante.

El organismo no tiene capacidad de metabolizar tanta cantidad de adrenalina.

Es real que hoy los seres humanos vivimos sensaciones de temor casi permanente, la exigencia, el miedo a no ser reconocido, valorado, la búsqueda de excelencia, el exceso de responsabilidad, el miedo a perder lo logrado, etc.

En la Medicina Oriental el sentimiento de temor está asociado al  desequilibrio en el funcionamiento del riñón.

Cabe destacar también que el temor muchas veces se  manifiesta como estados de rigidez interno, incapacidad de cambiar  estructuras arraigadas. Cuando hay miedo uno tiende a contraerse. Un cuerpo contraído, se rigidiza, luego a lo largo de los años esto termina desgastando articulaciones y huesos.

Formas De Resolución

Alimentación

La alimentación cumple un rol muy importante, ya que es posible a partir de un equilibrio en la misma  armonizar el funcionamiento de los órganos tales como intestino, riñón, hígado, además del sistema circulatorio y nervioso.

Es importante eliminar:

Café, mate, té negro, bebidas cola, azúcar, harinas, espinaca, tomate, papa, berenjena, batata, lechuga, rúcula, repollo rojo, arvejas, choclo, chocolate, helados, alcohol, leche, quesos, manteca, yogur, aceite de oliva. Todos estos alimentos generan mucha acidificación en el organismo.

Es importante incorporar:

Desayuno: Té de Bancha, Kukicha, Llantén, sopa de verduras con miso y pan de arroz,  jengibre, furikake, kuzu *

Almuerzo:

Cereales como: arroz integral, cebada perlada, avena. *

Legumbres como: poroto aduki, poroto negro, garbanzos*

Proteína animal: pescado, abadejo o brótola o lenguado*

Ensaladas: con repollo blanco, apio, perejil, zanahoria, achicoria, radicheta, nabo, zuchini, condimentadas con vinagre de umeboshi, natto.

Merienda:

Té de Cola de Caballo y manzanas o peras cocidas

Cena:

Sopa de verduras con miso y arroz integral o cebada perlada, con verduras cocidas (zanahoria, zapallo, brócoli, coliflor, nabo, cebolla, cebollita, verdeo, puerro, rabanito, repollo blanco, zuchini, zapallito, apio, perejil, albahaca, bardana, papa ñame, cará, loto, acuzai)*

Té de Marcela

Tips:

  • Aceite de hígado de bacalao, 1 cucharadita o 1 cápsula, con un alto poder curativo y energizante para las personas que padecen este tipo de enfermedades. Luego un jugo de zanahoria + apio,+ perejil + jengibre + achicoria o radicheta.
  • Cocinar con aceite de maíz que es alcalino, sobretodo en este tipo de dolencias.
  • Día por medio es importante consumir el jugo de limón al que se le ha extraído la cáscara de huevo. Se procede así: se deja toda la noche un huevo sumergido en jugo de limón. Al día siguiente si el huevo es orgánico, el limón pulió su cáscara, le sacó el calcio y otros minerales. Se bebe ese jugo y el huevo que quedó con su cobertura pulida, sirve para otro uso.   
  • Gomasio (semillas de sésamos molidas que aportan calcio y otros minerales) utilizar como condimento del cereal.
  •  Furikake (hecho con hojas de plantas que contiene hierro), fuente importante de minerales.
  • Miso (el fermento del poroto de soja que actúa sobre el sistema nervioso y circulatorio). Siempre ½ cucharadita a la sopa.
  •  Natto: es un producto muy importante en estos casos, ya que actúan sobre la masa ósea, ½ cucharadita en la ensalada.
  • Kuzu o Araruta, regula la función del intestino, es un antiinflamatorio poderoso y mineralizante.
  • Jengibre, usar su jugo, se ralla el jengibre fresco y se agrega su jugo a la sopas o tés. Es un antiinflamatorio muy fuerte y regula el sistema circulatorio y la función del hígado.

Estos son consejos generales. Obviamente para cada persona es diferente por lo que es importante consultar.

Actividades Físicas

El organismo necesita un equilibrio entre el oxígeno, la glucosa y la grasa. El equilibrio entre glucosa y grasa lo adquiere a partir de una buena alimentación. El oxígeno tiene que estar en grandes proporciones para alcalinizar y ayudar a eliminar el exceso de adrenalina. Este se adquiere a partir de una buena respiración y caminatas diarias. De ahí que una hora de caminata por día sea fundamental.

Pero también es importante des-rigidizar el cuerpo. Pilates es una opción muy buena para este entrenamiento, ya que son ejercicios sobre una camilla movible, lo cual permite  acostumbrar al cuerpo a ciertos movimientos de piernas y brazos, de manera que las articulaciones empiezan a funcionar como bisagras a las que se las aceita.

Un  yoga terapéutico, trabaja la flexibilidad y el tono muscular y ayuda a equilibrar la columna y permite que las articulaciones se fortalezcan. Prácticas como el Feldenkrais, El Método Alexander, La Eutonía, GPG y RPG actúan en el mismo sentido.

La práctica de Pilates en personas convalecientes, es un trabajo que va de a poco, es importante perseverar, hasta que el cuerpo lentamente comienza a ceder. Esto se logra con el tiempo.

Lo que no hay que hacer  es quedarse inmóvil o tullido. Muy lentamente con ejercicios suaves, sin perder la cotidianidad, respirando profundo y especialmente moverse  al aire libre, comenzando un día con 10 minutos, luego 20 hasta llegar a la hora diaria de movimiento. Es común que la persona dolorida no quiera moverse, pero haciéndolo de tal manera, de a poco se van logrando resultados, la propia experiencia y la de tantas personas, así lo demuestran.

Tratamientos Externos

Baños De Inmersión

Los baños de inmersión con salvia blanca alivian los dolores y actúan como un poderoso antiinflamatorio. La salvia blanca que crece en las sierras cordobesas es una hierba antiinflamatoria de huesos y articulaciones, que tiene efecto curativo. Estos baños se preparan hirviendo en una olla grande un puñado importante de la hierva durante 20 minutos. Luego se vierte el contenido de la olla dentro de la bañera y se le agrega la cantidad suficiente de agua para poder uno sumergirse dentro. Hay que tener cuidado de no estar más de 15 minutos  en ese baño y que el agua no esté excesivamente caliente para no debilitar al corazón.

Masajes:

Los masajes relajantes periódicamente actúan movilizando la energía estancada en el cuerpo. Es importante hacer hincapié en la movilización a través del masaje de piernas y brazos.

Reiki ó Chorei, son técnicas de relajación en un masaje sensitivo que ayuda a acomodar todo el organismo. Las personas afectadas por enfermedades del tipo reumáticas o articulares, encuentran en estos masajes momentos ideales para apaciguar la mente y poder conectarse con el cuerpo desde un lugar placentero, diferente al que comúnmente transitan, que es la conexión, solo  a partir del dolor.

Comprensión de los estados emocionales

Cualquier tipo de dolencia es el producto de varios aspectos a tener en cuenta. Tal vez algún desorden en nuestra forma de respirar, de comer, de vivir, de relacionarnos con nuestro entorno, afectos, seres queridos, vínculos cercanos.

Quizás, la posibilidad de resolución tenga que ver con cuestionar todo, nuestros hábitos arraigados: el cafecito de todos los días, el mate de la tarde, la medialuna, preferir ver en la tele tal o cual película o leer tal o cual libro en lugar de salir al aire libre y caminar, cocinarnos. Los hábitos arraigados también son nuestros pensamientos mecánicos que nos impiden estar atentos a lo que vamos sintiendo instante a instante. Solo una desestructuración de todo lo que venimos haciendo es lo que permitirá que algo cambie en nuestra vida, en nuestra salud.

Cuestionarse, comprender, ver los miedos, las rigideces, las estructuras inamovibles que perpetuamos. Ver TODO, amorosamente, sin juicio, sin palabras. Ese ver con afecto, sin querer cambiar, solo viendo, produce en sí, un cambio.

Les recomendamos un artículo para leer que figura en el  blog de Las Dalias (www.spalasdalias.com.ar), es parte de una carta que Krishnamurti le envía a una amiga que está pasando un mal momento, se llama: “Afortunado el hombre que nada es”.

Conclusión

El poder ver los motivos subyacentes que acompañan a cualquier enfermedad, en este caso, las reumáticas, comprender que los dolores del cuerpo también son dolores del alma, la tristeza que esto conlleva, la sensación de abatimiento, poder mirar las emociones que acompañan todo esto, el miedo, la adrenalina que uno genera y su efecto en la propia salud, el consumo de minerales como los mencionados en los diferentes tips, el movimiento aunque sea parcial que pueda hacer… Todo esto en un momento actúa y uno sale fortalecido,  sabiendo que pudo será artífice de su propia curación.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.