La Importancia De La Oxigenación

La Importancia De La Oxigenación

Todo nuestro organismo, nuestro ser, necesita para funcionar armónicamente de un equilibrio importante entre Oxígeno, Glucosa y Grasa. Estos tres elementos tienen que formar un triángulo equilátero, con las mismas proporciones. Si uno de ellos está en déficit, otro tiene que compensar y de esta manera todo se desequilibra.

Por ejemplo, cuando existe un desequilibrio de la glucosa, ya sea por niveles altos o bajos de la misma en la sangre, haría falta una importante cantidad de oxígeno y un buen equilibrio de la grasas, evitando el exceso en el consumo de grasas saturadas (carne roja, pollo, quesos) y aumentar el consumo de pescados de mares profundos, remplazando los lácteos de vaca por los de cabra. Si existe un mal metabolismo de las grasas sería importante, compensar la glucosa, consumiendo carbohidratos de buena calidad (cereales integrales) y también recibir una importante cantidad de oxígeno.

Como se manifiesta la falta de oxígeno

Cuando falta oxígeno en la sangre, esto puede manifestarse como problemas digestivos, estados generales de acidificación en la sangre, hay sensación de falta de vitalidad,  apatía, infecciones recurrentes, palidez, desgano, cansancio excesivo.

Porqué ocurre esto

Por un lado la falta de movimiento al aire libre, cerca de lugares oxigenados, como parques, arboledas, ríos, arroyos, mar. Por otro lado el estar muchas horas sentado, quieto, con una carga electromagnética alrededor, wi fi, celulares, horas frente a la computadora.

El encierro  en edificios inteligentes, herméticos, donde no circula el aire. Este solamente se recicla,  es aire viciado, lo mismo ocurre con el aire acondicionado de los autos y en los  shopping. Es común que luego de estar horas dentro de un banco, comprando algo en el shopping, en el cine o circulando horas dentro de un automóvil, se sientan mareos, abatimiento, cansancio excesivo. Todo esto tiene que ver con la falta de oxígeno.

Un tema preocupante, es también, la falta de oxígeno general que hay en el planeta, debido a la tala indiscriminada de árboles. Otro problema grave que existe es la cantidad de  automóviles,  cuyos motores y escapes emanan gases lo cual quita el  oxígeno que pudiera haber.

Lo cierto es que hoy en día hay menos oxígeno que hace años atrás, donde no había tantos automóviles en las ciudades, ni tampoco faltaban tanto árboles y no existían la cantidad de químicos contaminantes que hoy en día existen, producto de la combustión de materiales tóxicos.

La comida desvitalizada es un factor importante también. Los alimentos industrializados, con conservantes, fertilizantes, resaltadores de sabor, colorantes, acidifican el organismo. Cuando las células se acidifican pierden oxígeno. Se habla hoy que las células cancerosas están relacionadas con la falta de oxígeno.

Como resolver este problema

Claro que la actividad física ayuda, pero no es suficiente. Es importante  estar cerca de lugares naturales, donde existan árboles, agua, ríos, lagos, arroyos, mar. Caminar al aire libre, consciente de la respiración, es una de las mejores maneras de oxigenarse, lo mismo andando en bicicleta. En cada trecho que uno camine, es importante inhalar y exhalar profundamente, hasta incluso estar muy consciente de la inhalación para que el organismo se oxigene.

Un organismo oxigenado tiene más resistencia a las enfermedades, la oxigenación alcaliniza y permite  que el cerebro se nutra y genere los neurotransmisores relacionados con estados de bienestar, evitando el estrés y la ansiedad.

Caminar, andar en bicicleta, mover el cuerpo al aire libre, esto es lo que necesitamos, nosotros, nuestros hijos y nietos. Las ciudades no aportan oxígeno, cada vez hay menos,  por eso es importante buscar espacios donde exista aire puro. Buscar en las  ciudades parques, lagos, ríos y permanecer la mayor parte del tiempo posible cerca de ellos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.